El salto del negro




                         La nueva novela de Rosa Galán y Chus Cuesta

 

        

Rosa Galán y Chus Cuesta han colaborado en la creación de una novela que, además de haberles supuesto un viaje de iniciación, les ha permitido situarse delante del texto no solo como un reto personal, sino como una experiencia íntima compartida, por que después de un año trabajando sobre unos personajes y unas tramas que son sus vidas, siempre se escribe desde dentro. Todo ese proceso, compartido por las dos autoras entusiasmadas en el proyecto, ha dado como fruto El salto del negro.

 

 

 

 

 

 

¿CÓMO SURGIÓ LA IDEA DE ESCRIBIR UNA NOVELA JUNTAS?

CHUS:
En realidad, los acontecimientos siguieron su curso y cuando quisimos darnos cuenta estábamos metidas en un proyecto que comenzó como una colaboración espontánea, sin premeditación. Estábamos en casa de Rosa, en Alicante, y no hablábamos precisamente de literatura. Nos conocíamos hacía tiempo de las reuniones de CiÑe,  pero aún no habíamos intimado demasiado.
Rosa me habló de sus estudios de criminología y de las prácticas en distintos centros penitenciarios. En la carrera de Trabajo Social también se especializó en delincuencia juvenil y drogadicción.
Contando anécdotas surgió la idea de una posible novela que tuviera que ver con esos temas que hoy en día no estás muy tratados en la literatura española, no, al menos, desde el punto de vista que nosotras le hemos dado.

ROSA: Como Chus ya tenía  experiencia como novelista (yo sólo había escrito cosas sueltas y algún intento de novela), decidimos que ella empezaría escribiendo y yo le aportaría datos concretos sobre la vida en prisión, leyes, comportamientos delictivos etc. 
Según la trama que Chus inició, nos resultaba fácil trabajar con esos parámetros, siempre dentro de la historia que se estaba empezando a construir. Yo le contaba cosas sobre mi experiencia a veces dentro de las prisiones, comportamientos que sólo el que está cerca del recluso puede percibir de una forma objetiva, en cierto modo, y también desde el punto de vista humano. Tana es un personaje que renace de entre todo ese amasijo de datos, de las prisiones, de sus miserias y de la fuerza que siempre ha guardado en su interior, aunque en ocasiones quisiera negárselo a sí misma.
Pero, por el momento, es mejor no dar más datos.


¿POR QUÉ EL SALTO DEL NEGRO? ¿A QUÉ HACE REFERENCIA EL TÍTULO?


CHUS:
En el título queda implícito un juego de palabras. Por un lado, es el nombre de la prisión de las Palmas de Gran Canaria, pero también hace referencia a uno de los personajes protagonistas dentro de la historia. Como no queremos quitarles la magia de descubrir su significado, no diré nada más sobre ello.


¿SE TRATA DE UNA NOVELA AUTOBIOGRÁFICA?

ROSA: Bueno, en toda novela siempre se cuelan experiencias, pensamientos, ideas personales,  pero, al mezclarse lo vivido con lo observado, con lo imaginado (y más en este caso que somos dos), tanto los personajes como la historia, a pesar de llevar algo nuestro (siempre llevan algo del autor), dejan de pertenecerte y la historia  cobra vida por si misma. Pasas a ser un instrumento de la trama y de los personajes. Empiezas con unos bocetos y se van matizando solos, tu solo los perfilas con las palabras.


SUPONGO QUE CADA UNA TENDRÁ UN ESTILO A LA HORA DE ESCRIBIR, ¿LOS HABÉIS UNIFICADO?

CHUS: Claro. Una vez decidimos que escribiríamos la novela juntas, pensamos escribirlo todo y después yo unificaría el texto. En realidad creo que la unificación de estilos ha surgido por sí sola. Según fuimos avanzando, la historia encajaba y tenia una armonía temática. Nos habíamos acercado en nuestros estilos sin planearlo. Luego, al ir uniendo las diferentes partes, nos reafirmamos en que no había saltos demasiado evidentes, pero todo quedó mucho más armónico una vez realizadas las correcciones. Hemos trabajado duro y creo que el resultado merece la pena. Somos un buen equipo.


¿TENÉIS INTENCIÓN DE REPETIR LA EXPERIENCIA?

ROSA: Por supuesto. Ha sido un trabajo gratificante, divertido, y pensamos que juntas somos “una bomba”. Ya tenemos proyectos para una nueva novela. Nos encanta trabajar juntas. Eso no significa que cada una continúe con sus textos y sus proyectos, no hay incompatibilidad.

 

+info Rosa Galán

+info Chus Cuesta




<<volver>>